5 de julio de 2022

¿Sabes que es un edificio saludable? Midea Carrier responde esto y revela todas sus ventajas

Se ha comprobado que este tipo de inmuebles impulsan la productividad, confort y salud, al tiempo que reducen el consumo de energía y su impacto medioambiental.

Producto de la pandemia, hoy más que nunca se ha reforzado el importante papel que desempeñan los edificios donde vivimos o trabajamos en cuanto al resguardo de nuestra salud. Después de todo, el 90% de nuestro tiempo lo pasamos dentro de espacios cerrados. Hoy los inmuebles deben velar por el control de infecciones y generar confianza a las personas que los ocupan. Esto aplica para hospitales, gimnasios, mall, oficinas, colegios, etc.

En este contexto, ha vuelto a surgir el concepto de “Edificios Saludables”. Pero, ¿qué son? Los edificios saludables son inmuebles de alto rendimiento diseñados para mejorar la experiencia de las personas que los ocupan y que, por tanto, fomentan la productividad, confort y salud, al tiempo que reducen el consumo de energía y su impacto medioambiental.

¿Será tan así? Llevémoslo a números. Según un estudio encargado por Carrier y realizado por la universidad de  Harvard y el T.H. Chan School of Public Health, las construcciones certificadas como edificios verdes o saludables ahorran USD $4,66 por metro cuadrado en costos energéticos, además de USD $2,73 por metro cuadrado en costos de salud y clima. En total, este tipo de edificios ahorra USD $7,39 por metro cuadrado en comparación con un edificio convencional.

Solo en Estados Unidos, entre 2000 y 2006, en comparación con edificios comerciales convencionales, los edificios certificados saludables ahorraron USD $6,7 billones en costo de energía y USD $4 billones en beneficios combinados entre salud y clima: 1.3 billones de evitar impactos negativos en el cambio climático y 2,7 mil millones de reducción de la contaminación en el aire, lo que resulta en menos muertes, menos visitas al hospital, menos días perdidos de trabajo y escuela, entre muchos otros beneficios.

Teniendo claro los beneficios ahora vamos con las variables que debe cumplir un edificio para certificarse como saludable. Estas son:

  • Calidad del aire: Es necesario implementar monitoreo y control de la calidad del aire interior (IAQ) con controles avanzados.
  • Salud Térmica: Controles especializados para ofrecer estándar de confort apropiado según las necesidades del espacio.
  • Filtración: El aire debe ser filtrado para mantenerlo limpio y sano para quienes lo respiran. Se deben utilizar soluciones de purificación avanzadas.
  • Humedad: Control de la humedad entre el 40 y 60%.
  • Seguridad y protección: Acceso y control avanzado para proteger todos los sistemas.
  • Ruido: Control para el mínimo ruido de los equipos y sistemas para evitar una contaminación sónica y brindar el bienestar necesario.
  • Eficiencia y reducción del impacto medio ambiental: Un edificio inteligente debe ser construido utilizando los materiales y sistemas más eficaces y eficientes respetando el medio ambiente y el entorno. Sus principales objetivos deben ser alcanzar los  máximos niveles de eficiencia energética y ahorro energético en todos sus sistemas de climatización, ventilación e iluminación y reducir al máximo sus emisiones contaminantes.

Como podrán ver, la mayoría de estos factores tienen que ver con el sistema de climatización que ocupan los edificios. 

Soluciones de Midea Carrier

Pues bien, Midea Carrier ofrece un conjunto de soluciones y servicios para mejorar la calidad del aire interior que ayudan a brindar salubridad a su entorno, haciéndolo más fiable, seguro y eficiente.

Según el jefe de Productos de Midea Carrier, Pierre Dréano, “las soluciones de Calidad de Aire Interior pueden ayudar a controlar el ambiente interior de los edificios, principalmente actuando sobre la cantidad de aire de renovación, es decir aire limpio del exterior, que introducimos dentro de los edificios, aunque también permite controlar su temperatura, humedad y calidad”.

Además, asegura que estos sistemas permiten incluir medidas activas de retención y desinfección, como puede ser mejorar el nivel de filtración, para evitar que agentes contaminantes entren en el edificio, o la incorporación de lámparas ultravioleta o sistemas de ionización.

“Contamos con la unidad OptiClean™ de Carrier que ayuda a limpiar el aire contaminado y a evitar que se propague a otras secciones del edificio. De igual forma, utilizamos una tecnología que se denomina ionización bipolar con punta de aguja (NPBI). Esta permite mejorar la calidad del aire introduciendo iones en el caudal de aire que se unen a las partículas, las dividen en compuestos inofensivos e inactivan agentes patógenos. Esto es solo por mencionar algunas de las tecnologías que tenemos en Midea Carrier”, destaca Dréano.

Otro punto importante es la gestión y monitorización de todos esos parámetros de calidad de aire interior, y la posibilidad de mostrarlos al usuario de forma comprensible, garantizando ambientes interiores saludables y seguros.

Siendo Midea el mayo fabricante de sistemas de aire acondicionado y Carrier los inventores del aire acondicionado moderno, Midea Carrier se encuentra en una posición única para ofrecer soluciones avanzadas e innovadoras que vayan en pos de una mejorar calidad de vida de las personas.